Bonita y emocionante velada (nunca mejor dicho) la que compartimos con velas el pasado jueves 31, en la Asunción de Ntra Sra de Arroyomolinos, para exaltar la Misericordia del Señor, que con su sangre y agua brotando del costado de Cristo, redime a todos los hombres y mujeres. Hasta pasadas las 00-H y en su honor, con la exposición del Santísimo Sacramento, mientras familias enteras se divertían por las calles de la Ciudad con la fiesta de Halloween. Desde las 6 de la tarde, un nutrido grupo de fieles de la Parroquia fuimos convocados para ser "misioneros" de una buena causa. Tras la bendición con la Santa Custodia, unos saliendo a la calle al encuentro de personas(daba igual que fueran disfrazados o no) invitándoles con una velita pasar a la lglesia y pedir al Señor por cualquier necesidad; otros, rezando dentro del Templo porque fuera exitosa la misión de los primeros; y los últimos, acogiendo a la puerta de la Parroquia a todas las personas que llegaban y acompañarlas hasta el Altar; varios sacerdotes dentro, esperando para confesar, etc. Un verdadero espectáculo de alegría; con música celestial, muchísimas velas encendidas, olor a incienso y paz sacramental. ¡Jesús, lleno de amor esperando y presidiendo como en las grandes ocasiones! Una iniciativa de las Hermanas del Hogar de la Madre, y supervisada por nuestro querido párroco, el padre Juan. Os aseguro que fue un éxito sin precedente. Lo que en un principio nos parecía imposible, llegó a dejarnos extasiados. ¡Se produjo el milagro! Cientos de personas acudieron vestidas/disfrazadas, o no, de "calaveras o demonios"; grupos enteros de jóvenes, chicos y chicas entre 15 a 16/17 años, pasaron por la iglesia y, arrodillandose a los pies de la Custodia, hacían su petición escrita y encendían su velita. ¡Qué grandes momentos de sollozos y emociones contraídas dejaron huella en sus corazones! Una velada histórica que ha de repetirse.

‎Jose Valderrama Ramirez